Metodología de diseño

Abordar un proyecto de Arquitectura es el comienzo de un camino a recorrer.
La arquitectura se fundamenta en el desarrollo de valores sociales y culturales; pero también los aspectos constructivos, económicos, funcionales o de gestión son imprescindibles en su materialización.
En este viaje, que emprendemos con cada proyecto, existen unos factores a considerar:
- La importancia del realizar un planteamiento inicial adecuado, asesorando al cliente, público o privado en base a sus necesidades y requerimientos.
- El proyecto es la herramienta fundamental. Todo lo que ocurra después, necesariamente está implícito en él. Es necesario prestar todo el cuidado en su desarrollo y dotarle de los medios, sistemas, tiempo y personal adecuado para su crecimiento.
- La arquitectura, aun siendo un valor intelectual, necesita imprescindiblemente de la materialidad de la edificación. El conocimiento de la construcción, así como de la industria que lo desarrolla, y la importancia de las labores de Dirección de Obra y de Ejecución Material son factores clave. Contar con personal adecuadamente formado y con la experiencia necesaria son la base del éxito futuro.
- El interés en los factores medioambientales es algo innato en la verdadera arquitectura. La adaptación al clima por medio de la orientación, soleamiento, aislamiento e inercia térmica, son la base de toda la arquitectura que hacemos. Considerar la energía un material de proyecto, su obtención y gestión se convierte en un ejercicio de responsabilidad frente al medio ambiente y frente a nosotros mismos.
- El edifico es una entidad única. La especialización ha dado lugar a edificaciones compuestas de un conjunto de sistemas autónomos (estructura, instalaciones, cerramientos, acabados, etc.), desarrollados por diferentes profesionales, no siempre conocedores de la globalidad donde están interviniendo, y dando lugar a edificios como conglomerado de sistemas autónomos no siempre compatibles. Entender y conocer el edificio como unidad integral facilita el diseño, elección y eficiencia de los sistemas, para concebir el edificio como un organismo único.
En García Rodríguez Alcoba Oficina de Arquitectura S.L.P. la arquitectura que hacemos, trata de proponer una reflexión cultural sobre las ciudades o el territorio donde intervenimos; considerando a su vez los factores sociales, económicos, funcionales y constructivos que la arquitectura lleva implícitos. Las diferentes etapas, desde la concepción hasta la gestión o las labores de mantenimiento del edificio, deben ser consideradas a lo largo de la vida útil del edificio y forman parte de este viaje que le proponemos.